BALCON AL CARIBE Headline Animator

La Hora en Cuba

Da Click en los Anuncios para Ayudar al Mtto de este Blog. Gracias

Marti por siempre!!

Marti por siempre!!
Marti por siempre!

domingo, 28 de febrero de 2010

Cruzar Las Alambradas

De pie junto a Juan Carlos Herrera.


Llevaba unas semanas llamándome para responder mis preguntas por teléfono, pero me ha sido imposible seguir conversando con Juan Carlos Herrera Acosta ese guantanamero perdido entre las rejas que le regalaron por veinte años en la primavera negra del 2003. Ese muchacho bueno criado a la sombra del río Guaso quiso aprender periodismo se dedicó a denunciar las tropelías del poder verdeolivo e intentó hacer una familia que perdió hace casi dos años en un trágico accidente (su niña de 15 años y a su ex esposa).
Juan Carlos escribe poesía con las demandas de las musas que le han quedado para aliviarlo.
Desde la prisión provincial de Holguín cárcel donde pasé mi servicio militaro bligatorio velando desde una garita para que no se escaparan los reos Juan Carlos Herrera Acosta escribió que su mayor dolor es no haber visto a su hija para jugar con ella en un parque.
Nos han interrumpido la conversación varias veces y me he tenido que conformar con las grabaciones donde cuenta como se autoagreden los reclusos por falta de atención médica alimentos y mejorías en la vida carcelaria.
En un informe del Directorio Democrático cubano vi su ficha personal donde figuraban estas enfermedades, adquiridas en prision: cardiopaíia izquémica con bloqueo de rama, hipertensión arterial, artrosis cervica,l sacrolumbagia, prolapso duodenal, trastornos gástricos, asma bronquial, alergia, problemas renales y hepáticos, retinopatía hiperténsica de segundo grado, inmunodeficiencia, secuelas por el dengue hemorragico que le dio dos veces, desnutrido, vitiligo con despigmentación en la piel, dermatitis, hernia discal y gastroduodenitis crónica.
A Herrera Acosta se le quiebra la voz cuando oye o dice la palabra libertad y aunque está entre rejas es un hombre libre.Es un foco de atención para los militares y demás reclusos de los lugares donde ha estado, ellos saben que es un tipo sin miedo a decir palabra alguna, por eso su lema se riega por los pasillos de a gerdarmería como si fuera un cortahierro. La direccion general de prisiones pone alerta cada vez que oye a Juan Carlos Herrera Acosta decir ¡de pie frente al terror!

Una respuesta

en Marzo 1, 2010 a 2:50 am | Responder Anonimo cubanito

Hay detalles del accidente de su esposa e hija o fue un “accidente” en venganza?

Bravo por estos cubanos dignos, cuanto los admiro y pensar que existian y yo no lo sabía, al menos el 80% de Cuba no sabe de estas dignas personas, que quieren nuestro bien, que es vivir en Libertad y Democracia verdadera, cosa que el cubano con Fidel no ha conocido aún, ni conocerá, pues ya esto es una Dictadura Verdeolivo. adelante Cubanos estamos con uds. ahora y siempre y lo haremos saber en todos los rincones de la Isla, aunque sea usando palomas mensajeras o el pajarito Twitter de la Libertad.

Gacetillero Ubieta, Enrique. Mercenario mal pagado.

Enrique Ubieta, desvergonzado PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Laritza Diversent
Domingo 28 de Febrero de 2010 18:26

Enrique_Ubieta_desvergonzadoEstuve buscando en el diccionario de la Real Lengua Española el significado exacto de “falta de escrúpulos”. La frase la utilizó, Enrique Ubieta , en un trabajo que publicó en Cubadebate, el 24 de febrero, un día después que Orlando Zapata Tamayo, (que fue retirado y vuelto a poner a los 4 días, para que los nacionales no se enteraran de la Noticia, la Orden era Silencio Total sobre el tema) perdiera la vida, tras 86 días de huelga de hambre. Cuatro días después, con algunas reformas, el diario Granma lo divulgó.

Busqué referencias para entender, en toda su plenitud, el alcance de las palabras de quien intentó ridiculizar a un hombre, que en busca de libertad, encontró la muerte. El término se refiere a aquéllos que actúan sin preocuparse por la honradez y la justicia.

Primero, vamos a los hechos, y después al derecho. Es tremenda hipocresía afirmar, que en Cuba, “nadie muere de hambre, pese a la carencia de recursos, ni de enfermedades curables”. ¿Amnesia o descaro? ¿Dónde estaban los ilimitados esfuerzos, de los médicos cubanos, cuando en el Hospital Psiquiátrico de La Habana, murieron de inanición e hipotermia, más de veinte enfermos mentales?

Tal vez, en misión solidaria, por Venezuela, Bolivia, Ecuador… ¿Seguro que “impera la ley y el honor”? ¿Dónde están los responsables de esas muertes? Silencio, sólo silencio. Así es la justicia cubana: ciega y sordomuda.

Para los que no lo saben, la que escribe, es una de las calificadas como “hipócritas dolientes” de Orlando Zapata Tamayo. La defensa es permitida, y como yo, ejerzo mis derechos por mi condición humana, voy a defenderme. Aprovecho también que soy abogada y defenderé a todos los que están “contra la revolución sociolista de los Castro” y por encima de todo, el dolor de una madre y la memoria de Zapata.

Ahora vamos al derecho. Tienen razón al afirmar que, Orlando, según la ley penal, fue un preso común. En el 2003, fue apresado en medio de la ola represiva que llevó a la cárcel, a 75 pacíficos disidentes. Lo sancionaron a 3 años de privación de libertad, por criticar a las autoridades. La máxima pena del delito de desacato. Uno de los tantos que atentan contra la libertad de expresión y que prevé la legislación cubana. También una de las primeras libertades que conquistó el género humano, a golpe de guerra y sangre.

Un derecho de carácter público y político. Imprescindible para el desenvolvimiento de las personas en la vida social. Como en Cuba se conoce poco sobre derechos humanos, me detengo a explicar a ese insensible periodista: la libertad de expresión enmarca espacios de desenvolvimiento del individuo, que el Estado no tiene que crear. Sólo tiene que respetarlos y protegerlos.

Explico esto porque la propia Constitución de la República de Cuba, desvirtúa el significado y trascendencia de los derechos. Los concibe como conquistas alcanzadas por la “Revolución Socialista”, resultados de la toma del poder por la clase trabajadora”, y no como facultades consustanciales de los seres humanos.

Para información general, cometer un delito de desacato quien “amenace, calumnie, difame, insulte, injurie o de cualquier modo ultraje u ofenda, de palabra o por escrito, en su dignidad o decoro a una autoridad, funcionario público, o a sus agentes o auxiliares, en ejercicio de sus funciones o en ocasión o con motivo de ellas”. Así lo establece el Código Penal vigente. La sanción puede llegar hasta un año de privación de libertad.

A Zapata Tamayo, le tocaron tres. Se le triplicó, porque el supuesto delito estuvo relacionado con el Presidente o los miembros del Consejo de Estado, de Ministros y de la Asamblea Nacional. ¿Acaso no es eso un delito vinculado con la política? ¡Por favor, que a nadie se le ocurra pensar en el derecho al honor! En una sociedad democrática, las figuras públicas, deben someterse y tolerar, la crítica de la población.

Sin embargo, la televisión cubana difundió caricaturas del expresidente norteamericano, George Bush, con cuerpo de gusano. ¡Que quede claro! Defiendo el ejercicio de la crítica en todas sus manifestaciones, pero no soporto la hipocresía. ¿Cómo puede un gobierno castigar a sus gobernados por criticar a la dirigencia histérica, perdón, histórica, a la par que utiliza sus medios de comunicación, para ridiculizar y denigrar a sus contrarios?

Orlando Zapata Tamayo fue desobediente. No quiso vestir la ropa del penal, ni comer su comida. Pagó caro por ello. En siete años, la condena de 3, se la aumentaron a 32 años de privación de libertad.

Sólo a quienes deben su existencia a la "gloriosa e invencible Revolución Cubana", les puede parecer absurda la huelga de hambre de un hombre que decidió apelar al supremo recurso de la muerte por defender sus derechos, que les son propios, por el simple hecho de ser humano. Sólo los indolentes y desvergonzados tienen la desfachatez de expresarse así.

Usted, Ubieta, tiene todo el derecho a defender su re-evolución, como yo tengo el derecho a criticarla. Hágalo, pero consciente de que en Cuba se mueren personas, porque la ley es injusta y amoral. En otras palabras, es inescrupulosa.

Larritza Diversent

Comentarios (3)
  • Nicolás
    avatar
    Excelente y muy digna respuesta de la Sra. Laritza Diversent. La Gaceta (España) publica hoy un editorial sobre la vileza del gacetillero Ubieta, 'Cuba, socialismo y muerte', del que transcribo dos párrafos a continuación:

    "A la gerontocracia cubana no le ha bastado con matar a Orlando Zapata Tamayo. Se ha lanzado, además, alegremente, a la tarea de ensuciar su memoria, lo que equivale a matarlo dos veces.

    En la novela de Ray Bradbury Fahrenheit 451 hay un cuerpo de bomberos que, en lugar de apagar fuegos, los encienden para quemar libros. Es difícil no recordar esta macabra inversión de los términos al leer la vileza perpetrada por un Enrique Ubieta en ese vocero de la tiranía que es el diario cubano Granma. El gacetillero escribe con motivo de la muerte por inanición del preso Orlando Zapata Tamayo, de la que se hace eco, al fin, cuatro días después del suceso. Si en las sociedades libres el papel de un periodista consiste en informar y puede ocasionalmente prestar el inapreciable servicio de denunciar los abusos del poder, en Cuba se convierte en el más cruel de los burócratas, encargado de una tarea aún más sucia que la de los represores de pistolón al cinto. El régimen de los Castro –Raúl figura; la momia de Fidel sigue controlando– usa a este sicario Ubieta, a quien llamar periodista es un ultraje para la profesión, para que ni siquiera muerto Zapata les moleste, para enterrar en basura su cadáver. Con mentiras en las que nadie, absolutamente nadie, cree, dentro o fuera de Cuba, porque su propósito no es convencer o informar, sino humillar, tratar hacer a toda la isla cómplice del régimen."


  • willy abella, el moderado
    avatar
    Es muy importante este comentario de Laritza.
    Hay que arremeter con propiedad juridica ( me refiero al poco espacio que nos dejan ),a la campaña de difamacion que ha emprendido el gobierno de Cuba, contra la moral politica de Orlando Zapata Tamayo. Despretiguiarlo, es un metodo, una via que ellos han seguido por muchos años y que generalmente "cala" en los tontos utiles de la revolucion y en aquellos gobernantes "flojos" e incapaces de definirse.

  • Siempre de por medio, ellos ponen a Estados Unidos, un instrumento valiosisimo para definir con quien estan. Si atacas al Imperialismo Yanki, estas con nosotros, de lo contrario, no lo estas.( Una version comunista moderna del parlamento frances para definir la izquierda de la derecha). Entonces los presidentes u organizaciones internacionales, optan , cobardemente, por callar, o... sera que realmente no les interesan las constantes violaciones de los derechos humanos en Cuba aunque eso lleve hasta la muerte?.... ?
    Muy acertado y oportuno tu articulo. Felicidades Laritza.
  • Zoé Valdés - Con la ley en la mano
    avatar
    ¡Bravo, Laritza, así es como es!

Chile. Plan de reconstrucción para zonas afectadas

Terremoto de Chile: Piñera anuncia plan de reconstrucción y viaja a Talca


El presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, anunció hoy un el plan "Levantemos Chile" para reconstruir la zona devastada por el fuerte terremoto que este sábado causó más de 300 muertos y dejó sin hogar a dos millones de chilenos

"Estamos trabajando en un plan de reconstrucción por etapas (...) por supuesto vamos a asumir esta nueva responsabilidad que la naturaleza o la adversidad ha puesto sobre nuestros hombros", anunció Piñera poco antes de viajar a la ciudad sureña de Talca, capital de la región del Maule, una de las más castigadas.

El presidente electo, que asumirá el mando el próximo 11 de marzo, señaló que el plan "Levantemos Chile" contará con reasignaciones del presupuesto "y la solidaridad del mundo de la empresa privada".

Francia también sufre embates por Tormenta

Asciende a 40 el número de muertos en Francia por la tormenta 'Xynthia'



Al menos 40 personas han muerto, cinco permanecen desaparecidas y un millón de hogares se han quedado sin electricidad como consecuencia del paso de la tormenta 'Xynthia' por Francia, según el último balance que recoge el diario 'Le Figaro'. La tormenta, una de las más violentas desde 1999, se dirige ya hacia Alemania y el Benelux.

El litoral atlántico ha sido la zona más afectada por la tormenta, a cuyos fuertes vientos de hasta 160 kilómetros por hora se sumaron los efectos de fuertes mareas y lluvias de gran intensidad. Como consecuencia de ello, se han producido inundaciones, caída de árboles y postes de la luz, se han venido abajo algunos tejados y se han roto diques.

La región de La Vendée es la más afectada, ya que hasta el momento ha registrado 29 víctimas mortales. Según las autoridades locales, "el balance podría aumentar". Aquí ha habido además 25 heridos que han tenido que ser trasladados al hospital.

Chile. Ejemplos de Solidaridad Humana

Terremoto en Chile: Telefónica anuncia servicios de telefonía gratuitos mañana

Europa Press | 28/02/2010 - 22:01

La empresa de telecomunicaciones Telefónica anunció hoy que las llamadas telefónicas de larga distancia dentro del territorio chileno serán gratuitas hasta las 24.00 horas de este domingo.

También serán gratuitas las llamadas efectuadas a teléfonos fijos de todo el país desde los teléfonos públicos pertenecientes a esta compañía, la gran mayoría de los que se encuentran repartidos por Chile.

Además, la empresa indicó que aquellos clientes de telefonía móvil de prepago Movistar que se encuentren en las zonas más afectadas por el terremoto, en las regiones VII y VIII, recibirán automáticamente una recarga de 1.500 pesos (unos 2 euros) para facilitar las comunicaciones.

Empeora la salud de Fariñas en su quinto día en huelga de hambre

Empeora la salud de Fariñas en su quinto día en huelga de hambre

Imprimir PDF
Guillermo Fariñas

Guillermo Fariñas.

La salud del periodista Guillermo Fariñas ha empeorado en las últimas horas, al cumplir su quinto día en huelga de hambre, según un parte médico independiente facilitado por su familia a DIARIO DE CUBA.

Fariñas está siendo atendido por el médico Ismeli Iglesias, del Colegio Médico Independiente de Villa Clara, y no ha recibido hasta el momento ninguna visita de las autoridades sanitarias ni de la Seguridad del Estado.

El periodista tiene "ardores estomacales, síntomas de deshidratación, dolores en las articulaciones, pérdida de peso y ya no se levanta de la cama, aunque está consciente", indicó una fuente familiar.

"Todos hemos fracasado tratando de disuadir a Fariñas para que deje la huelga", apuntó este domingo Elizardo Sánchez Santacruz, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

"Él tiene secuelas de huelgas anteriores, y su salud retrocede", añadió.

Más huelguistas

Según Dagoberto Valdés, director de la revista Convivencia, hay siete presos políticos en huelga de hambre en Pinar del Río: Fidel Suárez, Orestes Paino, Pavel Hernández y Rafael Suárez, en la cárcel de Kilo 8, y Nelson Molinet, Eduardo Díaz Fleitas y Diosdado González en Kilo 5 1/2.

Por su parte, el titular de la CCDHRN añadió que los presos políticos Adolfo Fernández Saínz y Pedro Argüelles finalizaron su "ayuno de homenaje a Zapata", pactado a 48 horas; pero Antonio Díaz, que integraba este grupo, todavía el sábado continuaba sin comer.

Actual gobierno español es Emplazado en una sola posición respecto a Cuba

El PP pide la comparecencia urgente de Moratinos

El Grupo Popular solicita la comparecencia de Moratinos, para que “traduzca la continuidad que piensa dar a la exigencia del Presidente del Gobierno al régimen cubano de que se liberen a todos los presos políticos”












28 de febrero de 2010 - PP

El diputado del Grupo Popular, Jorge Moragas, ha aseverado que Moratinos “tiene que comparecer de manera urgente y romper con la bipolaridad que se puso de manifiesto tras la muerte de Orlando Zapata Tamayo entre el Presidente del Gobierno, sus declaraciones y las propias del titular de Exteriores”.

En opinión del dirigente del PP "este doble lenguaje perjudica gravemente la imagen de España ante el pueblo cubano y la posición de la Presidencia Europea". En este sentido, Moragas consideró que esta comparecencia es necesaria "para que concrete la posición actual con respecto a la posición común de la Unión Europea que liga el diálogo crítico con el régimen al respeto a los Derechos Humanos".

Jorge Moragas ha señalado que el ministro Moratinos tiene que explicar cómo piensa ofrecer ayuda a los presos de conciencia y a los disidentes cubanos que se encuentran en huelga de hambre en Cuba, así como "que comprometa gestiones diplomáticas para ayudar a salvar sus vidas sin descartar la conveniencia de que alguno de ellos sea voluntariamente trasladado a España".

Finalmente, Moragas en su nombre y en el del Partido Popular ha manifestado su más profunda preocupación por la vida de los presos de conciencia en huelga de hambre y de los disidentes que se encuentran en esta situación "especialmente el caso de Fariñas, cuyas condiciones físicas nos consta que son muy precarias".

Basta ya de odio!

Basta ya de odio!


http://vocescubanas.com/voztraslasrejas/2010/02/27/basta-ya-de-odio...
Imagen tomada de www.cubaencuentro.com

Imagen tomada de www.cubaencuentro.com


He intentado, una y otra vez, escribir sobre un gran cubano pero no logro aceptar que Orlando Zapata Tamayo ya no esté entre nosotros. La semana pasada escribí un artículo donde trataba de llamar a la reflexión donde temía un desenlace fatal paraeste patriota. Después hablé con Yarai Reyes, esposa del prisionero de conciencia Normando Hernández González. Ella como siempre me explicó los detalles y lo que escuchó por Radio Martí sobre el funeral. Sentí una emoción difícil de narrar al escuchar lo declarado por Reina Tamayo a la prensa. Otra madre cubana que pierde un hijo en las prisiones de este país, con el agravante de su condición de preso de conciencia, reconocido como tal por Amnistía Internacional.

Me informaron de las declaraciones del presidente de Cuba, el general de Ejército Raúl Castro Ruz. No confío en él, como tampoco creo en la sinceridad de sus palabras al lamentar la pérdida de una vida humana. El hermano del líder de la Revolución cubana no ha movido un dedo a favor de quienes amamos a Cuba desde un perfil diferente al de los comunistas. Además, al estar privados de libertad, algunos padecemos de enfermedades crónicas adquiridas en prisión. Existen incluso casos en peligro de muerte. Soy un fiel investigador de la historia de mi patria y no recuerdo en la feroz dictadura de Fulgencio Batista un caso similar al de Zapata Tamayo. Es
posible que los responsables de la desaparición física del disidente no encuentren sosiego en el tiempo de reposo. No imagino cómo podrán ahora mirar la cara de sus hijos y nietos. Es una responsabilidad demasiado fuerte para la conciencia humana.

Hoy debo agradecer a la gestión de la Iglesia Católica para acompañar en sus últimos momentos a este hermano de lucha. La máxima dirección del país no tuvo compasión con ese hombre. Quiero preguntar a los responsables, ¿qué han ganado, acaso es suficiente para ustedes aferrarse al poder pagando un precio extremadamente innecesario? Hoy la patria de José Martí está de luto, el odio y la intolerancia cercenaron la vida de una persona de sólo cuarenta y dos años. Perdónalos, Dios mío, han perdido la noción del deber. La comunidad internacional ha criticado el hecho, les aseguro que eso no basta. Es impredecible hasta dónde pueden llegar los dueños absolutos del poder.

Supimos lo ocurrido a Orlando Zapata Tamayo, pero lo honramos en cada unos de nuestros corazones, con la convicción de que Orlando Zapata Tamayo vive. Su legado es un punto de partida para las nuevas generaciones y una vergüenza sin límites a los que podían hacer por él y no hicieron. Hemos llegado al tiempo de gritar, el silencio es cómplice de la injusticia. Basta ya de odio, basta ya de rencor, basta ya de intolerancia y maldad. Amémonos y así honraremos a Orlando Zapata Tamayo, símbolo indiscutible de una Cuba futura libre, independiente y democrática.
Pablo Pacheco Ávila

Etiquetas: cambios, castro, celular, cuba, dictadura, habana, miami, orlando, socialismo, tamayo

Compartir Twitter

Crimen de lesa humanidad. Visto así por La Nación

Crimen de lesa humanidad. Visto así por La Nación

Raúl Castro acaba de celebrar sus dos primeros años como dueño supremo del poder, en el que fue impuesto el 24 de febrero del 2008, con un acto que refleja con crudeza la extrema perversidad del régimen: un crimen de lesa humanidad.

Tras 86 días en huelga de hambre, el prisionero político Orlando Zapata Tamayo, de 42 años, murió el pasado martes por una razón tan simple como inhumana: la falta de oportuna atención médica por parte de sus carceleros. Se trató de un acto de deliberada negligencia, que solo fue posible por la cruel frialdad de los custodios y por la activa complicidad de las más elevadas instancias del régimen castrista.

Como dijo su madre, Reina Tamayo, se trata de “una muerte por asesinato premeditado”. Es, además, la culminación de una tragedia personal que simboliza, con concentrada brutalidad, la insensible y primitiva naturaleza de la dictadura de los hermanos Castro y su ensañamiento contra quienes tratan de expresarse libremente, defender sus derechos políticos o actuar con independencia.

Orlando Zapata era un simple albañil afrodescendiente del poblado de Banes, en la provincia de Holguín, al oriente de Cuba. Nacido bajo el régimen, no le fue difícil percatarse de su cruel y limitante naturaleza. Por ello, se convirtió en activista de los derechos humanos. En abril del 2003, durante la llamada “primavera negra” en la Isla, fue detenido junto a otros 70 disidentes, por el simple hecho de promover mayores libertades individuales.

En diciembre de ese mismo año, fue condenado sumariamente, y sin derecho a real defensa, a tres años de cárcel. Se convirtió entonces en uno de los 55 cubanos reconocidos por Aministía Internacional, organización defensora de los derechos humanos, como “prisioneros de conciencia”. Recluido en el tristemente célebre penal Combinado del Este, Zapata sufrió todo género de vejaciones. Su actitud digna y su rechazo de las incesantes presiones por quebrar su voluntad, le valieron una cadena de cargos adicionales, entre ellos “falta de respeto”, “desorden público”, “desobediencia”, “resistencia” y “disturbios en el establecimiento penal”. Al cabo del tiempo, la pena de prisión se elevó a 36 años.

Enfrentado a una crueldad creciente, encerrado en una aislada celda de máxima seguridad y sin ninguna esperanza, Zapata optó por rechazar cualquier alimentación mientras no cambiaran esas condiciones. La respuesta oficial fue mayor severidad. Cuando ya había entrado en un proceso de deterioro irreversible, fue trasladado al hospital de la prisión; luego, a una enfermeria en el Combinado del Este de La Habana y de ahi, muerto ya, otro hospital civil (Hnos Amejeiras , en La Habana, donde su madre lo recibió cadaver ya. Se cuentan que para la visita de su madre en la enfermeria del Combinado del Este, estando muerto, lo volvieron a entubar, para darle la impresión a la madre que aún se mantenía con vida. Lo envian a posteriori al Hospital civil, para los Militares Asesinos salvar sus responsabilidades, algún día declararan esos médicos que firmaron el Acta de Defunción en el hospital Amejeiras y el personal Asistente que de seguro tuvo que tener contacto con el cadaver recibido de Orlando Zapata Tamayo. Asesinado en Prisión por Cohecho.

En unas declaraciones que no fueron hechas públicas en la Isla, y que revelan su cinismo ante el crimen, Raúl Castro dijo “lamentarlo”, pero rechazó cualquier responsabilidad y culpó al Gobierno de los Estados Unidos, por su presunta negativa a “convivir en paz” con la dictadura cubana. El clímax de la hipocresía. EE.UU escucha y calla antes las acusaciones de Castro!.

A la muerte siguió una oleada represiva en diversos lugares del país, para evitar la movilización de disidentes al sepelio de Zapata, que se realizó el jueves, a las 7 a. m., en Banes, bajo estricto control policial. Es decir, el Estado totalitario al máximo de su despliegue, junto a un absoluto silencio oficial en la Isla, con el propósito de mantener a la población ignorante sobre los hechos. La falta de Información en la Isla es la mejor arma en manos de la Dictadura, para sembrar odio, división y terror. El Granma vino a pronunciarse a los 4 días del hecho de forma miserablemente crítica, el Gobierno habia colgado un Post en el portal cubadebate.cu y el mismo fue retirado a las pocas horas, (Este portal lo revisa la Intranet de Cuba y la orden era silencio total) , después junto al diario Granma volvieron a subir otro post. A donde se puede llegar con un desGobierno así de hipócrita y mentiroso, con la Política de la brutalidad, la fuerza, el terror y el engaño como ideología del convencimiento.

Al menos, la reacción internacional no se ha hecho esperar. Aparte de las más respetadas organizaciones independientes defensoras de los derechos humanos, como Amnistía Internacional, la Unión Europea, Francia, España, Estados Unidos y personalidades de diversa índole, se han unido en una clara condena.

Los grandes ausentes en la condena han sido los Gobiernos latinoamericanos, los cuales, tras proclamar en Cancún, el mismo día en que moría Zapata, la “solidaridad” hemisférica, no la han hecho realidad frente a este crimen. Peor aún, para verguenza propia y de su pueblo, un día después el presidente de Brasil, Lula da Silva, se abrazó en La Habana con ambos hermanos Castro. Luego, simplemente, “lamentó” (no condenó) el hecho.

Tal actitud de oportunista complicidad, sin duda, genera enojo y frustración. Sin embargo, también refuerza el carácter de Orlando Zapata Tamayo como un símbolo de dignidad cubana y latinoamericana frente a la dictadura, el oportunismo y la doble moral. Su inspiración, sin duda, será un acicate para quienes luchan por la democracia y los derechos humanos en Cuba.

El clamor, ahora, debe ser por la liberación de todos los presos políticos y por la apertura democrática.

Orlando Zapata Tamayo (1967-2010). Preso político de la Revolución del Castigo

Orlando Zapata Tamayo (1967-2010)


Orlando Zapata Tamayo vivió los últimos siete años de su vida en un universo donde la muerte tiene un sitio en todas las camas, un plato vacío en las esquinas de las mesas de hormigón y mensajeros especiales en las puertas intermedias, los cepos, los pasillos y las rejas de hierro de las celdas. Tenía, con esa familiaridad, una noción extraña de la noche sin fin, en la que lo más doloroso no debe de ser que se olviden de uno.

Debe de ser que ya no podamos recordar a la gente querida, ni los sitios por donde un día pasó la felicidad o tuvimos una ilusión. El preso político Zapata, después de casi una década en cárceles de mayor rigor, golpizas, hambre, distancias, humillaciones, cercas de alambres, candados y una condena de 36 años, debía de ver la muerte como una cómplice en su batalla por recibir un trato humano. O una compañera de viaje hacia la liberación definitiva.

Era un hombre que quería vivir con decencia y libertad de su oficio de albañil. Por eso comenzó a trabajar como activista de derechos humanos, a participar en una peña de debate libre en el Parque Central de La Habana y a pedir, en manifestaciones públicas, que volvieran a sus casas todos los presos encerrados por defender ideas diferentes a las de los jefes de la dictadura.

En las atmósferas violentas de las prisiones de Guanajay, en La Habana; Taco Taco, de Pinar del Río; La Provincial, de Holguín, y Kilo 8, de Camagüey, conoció las esencias y la intensidad de la mayoría de dolores físicos y los riesgos de sobrevivir en un medio en el que cortarle una mano a un hombre se paga con cuatro paquetes de cigarrillos. Fue, en esa franja de bronca y penuria que es el presidio, testigo de las salvajes auto agresiones que son más comunes que el pan escaso y duro.

En el sitio que le asignó el Gobierno de su país por trabajar pacíficamente por la democracia, tuvo que ver cómo los presos se inyectan petróleo o excremento en las extremidades. Cómo se tasajean con cuchillas de afeitar o se tragan ganchos y pedazos de peines para exigir reducciones de condena o una licencia extrapenal. Ese es el mundo que se tuvo que llevar en la memoria.

Zapata había asumido su pena de tres años impuesta por los tribunales de un país donde el policía, el carcelero y el juez usan un único uniforme y reciben instrucciones que salen del mismo gabinete. Estaba dispuesto a cumplirla aunque supiera que su prisión, y la de otros 74 cubanos, juzgados en la primavera de 2003, era el resultado de un ataque de soberbia y rabia de Fidel Castro, representante del proletariado en el planeta tierra.

Eso sí, quería que le tratara como a un ser humano. Reclamaba decencia, atención médica, alimentación, respeto por su integridad física. Exigía que se le permitiera permanecer con sus compañeros de causa y no en los destacamentos de prisioneros comunes hostiles preparados por la jefatura de la Policía Política. En el empeño por conseguir ese trato se produjeron sus desafíos y rebeldías. Su guerra privada por la dignidad.

En seis juicios sin presencia de abogados ni familiares le sumarán 33 años a su condena. Y, al final, la huelga de hambre de 86 días. A mí me habló de él, en la prisión de Canaleta, en Ciego de Ávila, su amigo Ariel Sigler Amaya (ahora en estado grave y paralítico en una cárcel) porque se conocían de la lucha en la calle y habían sido arrestados en una protesta, junto al doctor Óscar Elías Biscet (lleva 11 años preso), a finales de 2002.

Sigler lo recordaba como un muchacho silencioso y noble, empeñado en que cambiara la vida. Siempre en planos discretos. Lejos de los focos de las cámaras. Sólo hay tres o cuatros fotos de él, sacadas de un grupo de opositores o de un álbum de la familia. Es que Orlando Zapata Tamayo no quería ser un héroe ni un mártir. Aspiraba a ser nada más que un hombre libre. Ahora lo es.

Raúl Rivero

El Presidio Político en Cuba después de 1959. O la Revolución del Castigo (3)

Sus últimos siete años (3)

30 enero 2007.- Al prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo le dictaron una sanción conjunta y única a cumplir, de 14 años de privación de libertad, según el Artículo 56, inciso b, del Código Penal vigente en Cuba, luego de haber sido condenado por un total de 42 años y 6 meses de privación de libertad por “desorden en establecimiento penitenciario, desacato y otros cargos”.

Reina Tamayo, su madre, expresó que junto a su hijo fueron sancionados cinco presos comunes, por protestar cuando las autoridades penitenciarias golpeaban brutalmente a Zapata. Se trata de los reos comunes Ramón Acosta Moreno, Miguel Rodríguez Jordán, Michel Juanegui Pérez, a 5 años; Enrique González Silva, a 9 y Jesús García Hernández, a 10 años.

Durante la visita familiar que tuvo lugar el 15 de enero, Reina pudo saber que su hijo, de 39 años de edad, sufre infección en los riñones y continúa negándose a recibir los “beneficios” brindados por el régimen carcelario.

8 mayo 2007.- El prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo prosigue la huelga de hambre que inició el 21 de abril. Zapata se encuentra en la prisión de Taco Taco, Pinar del Río, sin ingerir alimentos, en protesta porque le impiden hacer llamadas telefónicas y para exigir que lo trasladen a una penitenciaría donde sí tenga acceso al teléfono, informó vía telefónica su madre, Reina Tamayo.

Ella dijo que la postura de su hijo se mantendrá hasta tanto las autoridades solucionen sus exigencias. Zapata tiene 40 años y su madre aseguró que cuando visitó a su hijo por última vez, el 5 de mayo, supo que se mantenía sin ingerir alimentos desde el 21 de abri. Dijo que su hijo ha bajado unas 15 libras de peso y se encuentra en condiciones precarias de salud.

13 junio 2007.- Orlando Zapata Tamayo fue golpeado por un gendarme de la penitenciaria provincial de Holguín. Según el prisionero político Alfredo Domínguez Batista, a Orlando le pegaron el 31 de mayo, mientras era conducido a una celda de castigo.

Zapata llegó a esta prisión de Holguín después de protagonizar una huelga de hambre en la cárcel de Taco Taco, Pinar del Río. El maltrato se produjo cuando Zapata reclamó a las autoridades de la prisión holguinera un bombillo, ya que su celda era la única sin iluminación. También protestó por la mala calidad de los alimentos que allí le sirven a la población penal. Domínguez Batista precisó que los golpes propinados por el militar a Zapata fueron una forma de tortura, por todo el cuerpo.

19 junio 2007.- El 13 de junio, Orlando Zapata Tamayo, por indicaciones de las autoridades penitenciarias, fue víctima de una brutal golpiza por parte de un reo común en la prisión provincial de Holguín.

Por vía telefónica, el prisionero polític Alfredo Domínguez Batista, recluido en el mismo penal, reportó que la agresión física contra Orlando fue atroz. Dijo que un condenado de alta peligrosidad, apodado El Chino, de manera sorpresiva golpeó en el rostro y en la espalda a Zapata, sin que mediara ofensa o discusión alguna.

“Este acto de horror fue llevado a cabo frente a toda la población penal, y fue ordenado por el oficial reeducador del centro, Pablo Batista, quien se encontraba presente. Es bochornoso que en pleno siglo 21, en un país como Cuba, que pertenece al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, lleven a cabo actos tan brutales como éste”, denunció Domínguez Batista. Después de los golpes recibidos, las autoridades de la cárcel encerraron a Zapata Tamayo en una celda de castigo, donde estará 21 días.

4 agosto 2007.- La Dama de Blanco, Reina Luisa Tamayo Danger, sufrió un accidente automovilístico en horas de la mañana del 31 de julio. La señora Tamayo, de 57 años, era transportada junto a tres personas en un autómovil marca Lada, cuando al auto se le soltó la llanta derecha delantera y el conductor perdió el control. El carro fue a parar a la cuneta.

La única lesionada fue Reina Luisa, quien sufrió golpes en el pecho y la región abdominal. Fue trasladada de inmediato al hospital provincial Vladimir Ilich Lenin, donde fue intervenida quirúrgicamente debido a que varias costillas fracturadas le dañaron un pulmón. Según la también Dama de Blanco, Laura Pollán, Reina se accidentó cuando regresaba a su casa, después de visitar a su hijo, Orlando Zapata Tamayo.

8 septiembre 2007.- El prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo se encuentra en huelga de hambre en la prisión provincial de Holguín, en protesta por el confinamiento a que es sometido y la violación de sus derechos penitenciarios. En conversación telefónica, su madre, Reina Tamayo, dijo que su hijo exige su derecho a hablar por teléfono, entre otras demandas.

21 septiembre 2007.- El prisionero de conciencia Orlanda Zapata Tamayo fue víctima de tratos crueles en la prisión provincial de Holguín, denunció su madre, Reina Luisa Tamayo. El día 18, cuando llegó al penal a visitar a su hijo, le dijo al guardia de la posta, a la entrada, que su estado de salud era delicado, pues había sufrido un accidente, y el guardia le contestó: “Si usted tiene esa situación, qué viene a hacer aquí?”.

Posteriormente, autoridades del penal le dijeron que su hijo se negaba a verla y que procediera a retirarse. Cuando por fin logró ver a su hijo, supo que había sido golpeado en la cabeza y que lo habían llevado a patadas hasta la celda de castigo. Zapata permaneció 17 días en huelga de hambre, su estado de salud es muy delicado y su peso corporal no rebasa las 100 libras (unos 45 kilos). Su madre responsabiliza a la Seguridad del Estado y a las autoridades del penal por la integridad física y psicológica de su hijo.

26 septiembre 2007.- El 20 de septiembre, opositores pacíficos en Banes, Holguín, realizaron una marcha en señal de protesta por la brutal golpiza propinada recientemente a Orlando Zapata Tamayo, en la prisión provincial de Holguín. Según la defensora de derechos humanos, Marta Díaz Rendón, la caminata, de unos dos kilómetros, llegó hasta la casa de Reina Luisa Tamayo, madre de Zapata. Durante el recorrido, los participantes pidieron respeto a los presos políticos y de conciencia y vestían camisetas con la palabra CAMBIO.

Reina Luisa se paró frente al grupo y les dijo: “Agradezco a todos mis hermanos que hacen suyo tan noble empeño de defender a quienes hoy cumplen prisión”.

También con fecha 27 de septiembre de 2007, fue publicada esta crónica-denuncia:

Puños, botas y rejas

Ésa es la cosecha. La materia prima para deshumanizar, exprimir, martirizar. En esas latitudes marcadas por el puñetazo vil, la patada rompehueso y una hilera de barrotes deformes, vive Orlando Zapata Tamayo.

No eligió esas zonas donde se le trata como un depredador, una alimaña a la que hay que domesticar a cualquier costo. Simplemente cumple una retahía de años a causa de su rebeldía. No acata el silencio en la profundidad de su celda. Clama, entre golpiza y golpiza, porque en Cuba se acabe la dictadura. Exige sus derechos. Los mismos que le arrebataron a la mayoría de los cubanos hace medio siglo.

Por tal actitud sufre los peores castigos. Se le golpea con alevosía. Lo han convertido en un objeto de entrenamiento para un tipo de pugilismo donde se cumple la máxima de “todos para uno”. Es así como le tratan de inocular el socialismo, en el que no cree, un pelotón de esbirros siempre solícitos y briosos para la función.

Los golpes se estrellan hoy en una pobre anatomía. Dice la madre que su peso corporal apenas llega a las 100 libras. Él se niega a ingerir los alimentos que proporcionan en ese infierno conocido como Prisión Provincial de Holguín. Sólo acude a las ligeras provisiones que le entrega Reina Luisa Tamayo Danger cada vez que puede visitarlo. Una madre que exclama con ira y dolor: “Me lo van a matar”.

Zapata Tamayo se levanta entre el hambre y la probable orden para aporrearlo. Ésa es la tónica que marca los días de este prisionero de conciencia. Un calvario que asume con la voluntad de un guerrero que saborea la victoria entre el ardor sádico de sus victimarios.

Lo sé porque no claudica a pesar de que el abuso es constante y abrumador. Resiste en el tiempo, vuelve a exponer sus vértebras al suplicio. Los verdugos persisten en cortar su voz. Anestesian su conciencia golpeándole el cráneo sin piedad. Cae, se derrumba, pero se niega a morir. Una y otra vez hace públicas sus disidencias. Acusa, sin miedo, a sus posibles asesinos. Grita contra la tiranía y piensa que la muerte digna, es mejor que una vida de rodillas.

Las angustias de Reina Luisa son tangibles. Es una madre que teme perder a su hijo entre la rabia de unos profesionales de la brutalidad.

A pesar de todo, tiene fuerzas para denunciar. Enferma y al margen de sus escasos recursos, se le nota combativa y dispuesta a no cesar en sus exigencias de justicia.

Tras enterarse de la nueva golpiza, va al combate con las únicas armas de su arsenal: la denuncia firme y un temperamento a prueba de adversidades.

Perderá la vida en la cárcel Orlando Zapata Tamayo?

Jorge Olivera Castillo

Periodista independiente y

exprisionero político del Grupo de los 75

(Continúa)

Fuentes: Cubanet y Payo Libre

Recopilación: Tania Quintero

Diseño gráfico: Carlos Moreira

El Presidio Político en Cuba después de 1959. O la Revolución del Castigo (1)

Sus últimos siete años (1)


12 febrero 2003.- El juicio contra los opositores pacíficos Orlando Zapata Tamayo, Raúl Arencibia Fajardo y Virgilio Marantes Guelmes, fue suspendido a última hora, según funcionarios del Tribunal

Popular Municipal de 10 de Octubre comunicaron a la licenciada Amelia Rodríguez Cala, abogada que representa a los tres acusados. Es la tercera vez que en dos meses es suspendida la vista oral.

Zapata, integrante del Movimiento Alternativa Republicana, y Arencibia y Marantes, miembros del Movimiento 24 de Febrero, que esperan ser juzgados por supuestos delitos de desorden público y desobediencia, enfrentan una petición fiscal de 3 a 4 años de privación de libertad. Fueron detenidos el 6 de diciembre de 2002 junto al doctor Oscar Elías Biscet y otros opositores, cuando se disponían a efectuar un conversatorio sobre derechos humanos, evento que fue impedido por un operativo de la Seguridad del Estado y fuerzas de la Policía Nacional Revolucionaria.

Los opositores permanecieron casi tres meses detenidos en prisión preventiva en la cárcel de Guanajay. Reina Luisa Tamayo Danger, la madre de Zapata Tamayo, declaró que su hijo recibió varias golpizas durante su estancia en esa cárcel.

Según un informe dado a conocer el 29 de enero de 2003, Amnistía Internacional reconoció a Orlando Zapata Tamayo, Miguel Sigler Amaya, Rolando Jiménez Pozada y Rafael Millet Leyva como prisioneros de conciencia. Con este reconocimiento, hasta la fecha suman 84 los prisioneros de conciencia, lo que convierte a Cuba en el país con más alto número de presos con esta categoría en el hemisferio occidental.

20 febrero 2003.- El paradero del prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo se desconocía hasta horas de la noche del sábado 21 de febrero, denunció desde La Habana su madre, Reina Luisa Tamayo.

Dos madres de presos políticos en la cárcel de Guanajay, comunicaron a la señora Tamayo que habían visto cómo se llevaban a Zapata a un lugar indeterminado, el 19 de febrero. “He realizado varias gestiones para saber dónde está mi hijo. Él tenía visita este 23 febrero, ahora estamos desesperados. Yo tengo mis creencias religiosas y he soñado que a mi hijo le pasarían cosas malas”.

Reina Luisa dijo que a Zapata lo quieren procesar por otra causa no precisada, porque el 12 de febrero, a la abogada defensora, Amelia Rodríguez, un miembro de la sala del Tribunal de 10 de Octubre le preguntó si ella sabía que Tamayo tenía otra causa. Hasta el 20 de febrero, ningún funcionario de la Dirección de Cárceles y Prisiones del Ministerio del Interior había informado a sus familiares el traslado del prisionero político y de conciencia.

28 febrero 2003.- Orlando Zapata Tamayo mostró a su madre las marcas de torturas físicas recibidas el 26 de febrero, durante una visita que ésta le realizara a la prisión de Guanajay. Reina Luisa Tamayo Danger logró ver a su hijo el 26 de febrero, luego de varias horas de intensa búsqueda.

“Estoy sufriendo mucho, me han partido el corazón al ver cómo mi hijo tiene rayones (arañazos) en las manos, en el cuello, en los pies… Huellas de la injusticia que han cometido, lo están tratando como si fuera un criminal. Tiene toda la boca desbaratada ya que según me contó, lo amordazaron, le metieron un trapo con tres nudos y luego una linterna en la boca, para que no gritara ‘Vivan los derechos humanos’. Esto se lo hicieron en 100 y Aldabó, donde fue trasladado en dos oportunidades por orden del Jefe de la Seguridad del Estado.

Tamayo Danger dijo que su hijo le contó que cuando lo reingresaron en la prisión, y luego de 17 horas sin haber ingerido alimentos, encadenado y en un cuarto refrigerado, un coronel le ofreció un pan con jamón y una naranja, con el objetivo de fotografiarlo comiendo. Zapata rechazó los alimentos.

“Una vez más, mis santos me están dando pruebas de que me acompañan en este cautiverio”, expresó la señora Tamayo, luego de conocer lo que su hijo le relatara: que mientras se encontraba esposado y orando, con esposas (grilletes) en sus manos y en los pies, éstas se abrieron solas. Los gendarmes le preguntaron cómo lo había hecho, Zapata les respondió que gracias a sus oraciones, y le pusieron más esposas.

“Trata de hacerlo de nuevo”, le dijeron los militares. “Y logró hacerlo, dando vueltas en el piso”, Fue algo asombroso para los carceleros, quienes le dijeron: “Contigo no se puede”, expresó su madre.

26 marzo 2003.- Orlando Zapata Tamayo fue trasladado de Villa Marista, cuartel general de la Seguridad del estado, para la prisión de Quivicán. Zapata fue uno de los detenidos el jueves 20 de marzo de 2003, en el otrora apartamento del opositor, ya fallecido, Jesús Yánez Pelletier, en Humboldt 7 entre O y P, La Rampa.

Al amanecer del 20 de marzo, la policía política puso fin al ayuno en pro de la libertad de Oscar Elías Biscet y todos los presos políticos cubanos, organizado por la Asamblea para Promover la Sociedad Civil en Cuba. Entre los ayunantes detenidos, además de Zapata Tamayo, se encontraban Martha Beatriz Roque Cabello, René Gómez Manzano, Félix Bonne Carcassés, Nelson Molinet Espino y Nelson Aguiar Ramírez.

Zapata había sido liberado el 8 de marzo de 2003, después de permanecer 3 meses en la prisión de Guanajay, donde fue confinado tras ser detenido con Oscar Elías Biscet, Raúl Arencibia Fajardo y Virgilio Marantes Guelmes. Al enterarse de esta nueva detención, la madre de Zapata, Reina Luisa Tamayo Danger, inmediatamente viajó desde Banes a la capital, a donde llegó el lunes 24 de marzo.

“Cuando llegué a La Habana me dirigí a Villa Marista, donde me dijeron que tenía visita el martes 25 a las 2 de la tarde. Cuando llegamos, su hermana, mi esposo, quien lo crió, y yo, me dijeron que no estaba, que por su expediente lo trasladaron para Quivicán”.

9 abril 2003.- En una carta de fecha 2 de abril, Orlando Zapata Tamayo dio a conocer los atropellos que sufre por parte de los carceleros en la prisión de Quivicán.

“Yo estaba acostado y el oficial (coronel Benito Alfaro, jefe de cárceles y prisiones en la provincia La Habana) gritó: Firme! Al no levantarme a su mandato, me preguntó por qué no acataba sus órdenes. Soy un reo político, le manifesté, y no reconozco a la policía política interna y jamás me acogeré al plan reeducativo”.

Cuando el alto oficial dijo que Zapata era un ‘contrarrevolucionario’, éste le contestó que ese adjetivo sólo podía aplicarse a quienes “estancaban la cultura de derecho de un pueblo por el que nosotros luchamos”. Antes de retirarse, el coronel le dijo: “Si algo pasa en Cuba, nos vamos a matar todos juntos”, a lo que Zapata contestó: “Morir por la patria es vivir. Vivan los derechos humanos”.

12 agosto 2003.- El prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo, uno de los ayunantes de Humboldt 7, detenido y encarcelado el 20 de marzo, se pronunció a favor de una huelga general de todos los presos políticos en la isla, según diera a conocer Santiago Dobouchet, un periodista independiente encarcelado por el supuesto delito de desacato.

“Zapata Tamayo se encuentra ‘plantado’ (en rebeldía) desde su confinamiento en la prisión de Quivicán. Zapata señaló que la huelga general indefinida es la última alternativa desde nuestra posición, para contrarrestar la ferocidad represiva de una tiranía colapsada, que está asesinando a nuestros hermanos impunemente”.

De acuerdo con Dobouchet, Zapata había transmitido a las autoridades políticas del penal que su postura “tenía fundamentos sobrados, dada la injusta encarcelación de 75 compatriotas, acusados de querer subvertir el orden constitucional, lo cual es una rídicula patraña del régimen ilegítimo de Fidel Castro”.

25 septiembre 2003.- Reina Luisa Tamayo Danger teme que su hijo, Orlando Zapata Tamayo, haya sido golpeado por los guardias de la prisión, porque cuando fue a visitarlo, le negaron la visita. También señala que se negaron a aceptar los alimentos que le llevó. Y añadió: “Parece que quieren dejarlo morir de hambre, pues saben que él solamente come lo que yo le llevo”.

Al ser detenido, el 20 de marzo, a Zapata lo condujeron a Villa Marista, después a la prisión de Quivicán y actualmente se encuentra en la cárcel de Guanajay, donde lo visitó su madre. Según Reina Luisa, los carceleros de su hijo le dijeron que habían aparecido carteles con consignas antigubernamentales en la planta baja del edificio, y Zapata Tamayo se los atribuyó, expresando que lo había hecho para solidarizarse con sus hermanos de lucha presos en todo el país. Ella quiere llamar la atención de las autoridades cubanas y de los organismos internacionales por los maltratos que sufre su hijo en prisión.

24 marzo 2004.- El prisionero político y de conciencia Orlando Zapata Tamayo, encarcelado desde marzo de 2003 y que forma parte del Grupo de los 75, el 23 de marzo de 2004 se ‘plantó’ (declaró en rebeldía) en la prisión de Guanajay, en solidaridad con Luis Moreira Ávila, un preso común que se encuentra en condiciones críticas de salud, por haberse declarado en huelga de hambre, en protesta porque lo mantienen en prisión, acusado de un supuesto delito de sacrificio de res, sin que existan pruebas en su contra.

18 abril 2004.- Reina Luisa Tamayo Danger, pidió en La Habana la liberación de su hijo, acusado por la Seguridad del Estado del supuesto delito de desorden público.

“Pido que el gobierno cubano ponga en libertad a mi hijo, Orlando Zapata Tamayo, injustamente preso desde el 20 marzo de 2003. Durante todo ese tiempo, la Fiscalía le señaló juicio en cuatro ocasiones consecutivas, pero en ninguno de los casos las autoridades carcelarias lo presentaron ante el Tribunal. Si no le van a hacer juicio, entonces que lo pongan en libertad”.

Durante su confinamiento, Zapata Tamayo ha sido golpeado por sus carceleros y hostigado por presos comunes en decenas de ocasiones, por su actitud contestaria en favor de la libertad de los presos políticos y por la defensa de los derechos humanos.

22 abril 2204.- En la prisión de Guanajay, el prisionero político y de conciencia, Orlando Zapata Tamayo recibió una golpiza que le produjo dos heridas en los labios y el párpado inferior del ojo derecho, por la defensa de los derechos de un preso común que estaba siendo golpeado. Zapata fue encerrado en una celda durante 21 días. Estando esposado, le tiraron cubos de agua, para que no pudiera sentarse ni acostarse en el piso.

Hace unos días, Zapata escribió con su sangre ‘Abajo Fidel’ en una carta que envió al opositor Enri Saumell Peña, del Movimiento Alternativa Republicana. “Queridos hermanos míos de la oposición interna de Cuba, tengo muchas cosas que decirles, pero no he querido hacerlo por papel y tinta, pues espero ir a ustedes un día cuando nuestra patria sea libre y sin dictadura castrista. Vivan los derechos humanos, con mi sangre les escribí, para que la guarden como parte del salvajismo de que somos víctimas el presidio político Pedro Luis Boitel”, escribió en la misiva a Saumell.

Orlando Zapata Tamayo fue encarcelado por primera vez el 6 de diciembre de 2002, bajo cargos de “desorden público” y “desacato”, con el Expediente No. 15244/2002, y hasta la fecha, no le habían celebrado juicio. Más de la mitad de su estadía carcelaria la ha vivido en celdas de confinamiento solitario, y ha recibido golpizas que le han dejado secuelas en su cuerpo y su dentadura.

27 abril 2004.- El 15 de abril de 2004 al prisionero político y de conciencia Orlando Zapata Tamayo, le fueron ocupadas dos revistas Lux por el coronel Wilfredo Velázquez, director del penal de Guanajay y por un oficial de control nombrado Leonel.

Cuando Zapata reclamó la devolución de las revistas, le propinaron una golpiza que le causó partiduras de la boca en cuatro partes, y fue esposado y tirado en el piso. En respuesta, se declaró en huelga de hambre.

La revista Lux es confeccionada por la Federación Sindical de Plantas Eléctricas, Gas y Aguas de Cuba en el Exilio. Es de destacar que el juicio de Zapata Tamayo ha sido suspendido en cuatro oportunidades.

12 mayo 2004.- Orlando Zapata Tamayo, recluido en la prisión de Guanajay, fue golpeado por agentes de cárceles y prisiones, denunció de La Habana su madre, Reina Luisa Tamayo, quien además fue expulsada de la prisión por el jefe del penal.

Según la señora Tamayo, durante la última visita familiar, su hijo le comunicó que el 4 de mayo, había sido despertado por un oficial a las 3 de la madrugada, con el objetivo de entrevistarse con un capitán. Luego fue esposado y le rociaron una sustancia química en los ojos. Le maltraron así para poder cortarle el cabello, pues al día siguiente se esperaba una comitiva de la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones.

Esa visita familiar se realizó en la oficina del jefe del penal, Wilfredo Velázquez, y allí Zapata le mostró a su madre las rajaduras en la cabeza que recibió. “Cuando nos comentaba lo que le habían hecho, vino un oficial y le puso las esposas a mi hijo y ante mis ojos lo arrastraron hacia la celda de castigo conocida como La Torre. Comencé a gritarles que eran unos abusadores, unos sinvergüenzas, y el jefe del penal me dijo que, a partir de ese momento, no podría visitar más a mi hijo, ya que yo también era pagada y comprada por los Estados Unidos. Di dos piñazos (golpes) en la mesa del jefe del penal y le dije que si delante de mí hacían eso a mi hijo, qué no le harían cuando yo me fuera. Velázquez ordenó que nos expulsaran del penal y que llamaran a un carro patrullero, para acusarnos de alteración del orden. Como cuarenta militares nos gritaban ‘Lárguense de aquí’. Yo escuchaba a mi hijo dar gritos de ‘Vivan los derechos humanos’ y ‘Abajo Fidel Castro’.

La familia de Orlando Zapata Tamayo teme por su integridad física y su vida, y acusa al gobierno cubano de ser los máximos responsables de lo que le pueda suceder. Zapata, que fue arrestado durante la ola represiva de marzo de 2003, aún no ha sido condenado y la vista del juicio oral se ha suspendido en cuatro oportunidades.

16 mayo 2004.- Encarcelado y pendiente de la celebración del correspondiente juicio, desde hace más de un año se encuentra el prisionero político y de conciencia Orlando Zapata Tamayo. En protesta por esa irregularidad, ha dejado de consumir los alimentos brindados por el penal, decisión que provocó que fuera trasladado a una celda de castigo.

Pendientes de juicio en la misma causa se encuentran también Raúl Arencibia Fajardo y Virgilio Marante Guelmes, y quienes han sido citados, ya por quinta vez, para el 18 de mayo.

29 junio 2004.- Durante el mes de abril y principios de mayo apareció propaganda contra el régimen en la cárcel de mayor rigor de Guanajay, distante a unos 70 kilómetros al suroeste de la capital. Igualmente han aparecido críticas a las autoridades del penal, por la mala y escasa alimentación a los reos.

En esta cárcel se encuentran cumpliendo sanciones varios presos políticos, entre ellos, Orlando Zapata Tamayo, Osvaldo Alfonso, Efrén Fernández, Marcelo López y Héctor Larroca.

Según fuentes provenientes del penal, Zapata Tamayo ha recibido varias golpizas de sus carceleros. El 3 de mayo de 2004, Zapata fue sancionado a tres años de privación de libertad por el Tribunal Municipal de 10 de Octubre. Su abogada defensora, Amelia Rodríguez Cala, apeló ante el Tribunal Provincial de La Habana. (Continúa)

Fuentes: Cubanet y Payo Libre

Recopilación: Tania Quintero

Diseño gráfico: Carlos Moreira

El Presidio Político en Cuba después de 1959. O la Revolución del Castigo (2)

Sus últimos siete años (2)


21 enero 2005.- Luego de más de un año en prisión, el 3 de mayo de 2004 el prisionero político y de conciencia, Orlando Zapata Tamayo, fue enjuiciado y condenado a 3 años de privación de libertad. Zapata cumplía su condena en la penitenciaría de Guanajay, en La Habana, y el sábado 15 de enero fue trasladado para la prisión Taco Taco, en la provincia de Pinar del Río.

El traslado del preso fue realizado sin previo aviso a sus familiares, quienes tenían una visita programada para el 20 de enero. Para el traslado lo obligaron a vestirse con el uniforme de los presos comunes y en el trayecto, Zapata se deshizo de la vestimenta, llegando desnudo a su nuevo encierro. Por esa razón, los carceleros de Taco Taco lo obligaron a permanecer desnudo por espacio de 6 días en una celda de castigo, sin alimentos y a pesar de las condiciones invernales.

En los casi dos años que ha permanecido encarcelado, Zapata Tamayo ha rechazado los alimentos de la prisión, tomando solamente agua y comiendo sólo lo que le puede llevar su familia. Su madre, Reina Tamayo, declaró: “Esto que han hecho con mi hijo no tiene comparación y me obliga a decir que ser terminaron todas las contemplaciones. Voy a seguir las ideas de mi hijo hasta la muerte”.

24 marzo 2005.- Reina Luisa Tamayo denunció en La Habana la represión a que las autoridades someten a su hijo, el prisionero político y de conciencia Orlando Zapata Tamayo, sancionado a 3 años de cárcel por los supuestos delitos de resistencia, desobediencia y desorden público. “Mi hijo se mantiene ‘plantado’ desde su encarcelamiento, negado a ponerse el uniforme de preso, sólo consumiendo agua del penal, sin atención médica, las únicas medicinas que recibe son las que le llevamos en las visitas”.

La señora Tamayo dijo que el 20 de enero había ido con su esposo, quien reside en Banes, Holguín, a la visita que ese día le tocaba a su hijo en la prisión de Guanajay y se encontraron con que había sido trasladado a la cárcel de Taco Taco, en Pinar del Río, aún más distante de la capital y a más de 800 kilómetros de Holguín.

“Nos dirigimos a ese lugar sin conocerlo, tuvimos que pagar 550 pesos (22 dólares). Somos una familia humilde, yo tengo artrosis generalizada. Y cuando llegamos no nos querían dejar verlo. Entonces grité que me plantaría frente a la Plaza de la Revolución. A las 3 de la tarde nos trajeron a mi hijo, que estaba tembloroso, porque estuvo 6 días sin comer y desnudo en una celda de castigo, porque rompió en su cuerpo el uniforme de preso común”.

Reina Tamayo dijo que la próxima visita era el 4 de abril. Zapata le pidió que denunciara lo que le habían hecho y que comunicara a la opinión pública el intenso frío que estaba pasando y la gran cantidad de mosquitos y ratones existentes en la prisión de Taco Taco.

14 febrero 2006.- Reina Tamayo Danger, madre del preso político y de conciencia Orlando Zapata Tamayo, informó que el Tribunal Municipal de San Cristóbal, en Pinar del Río, a su hijo le ha sido solicitada una petición fiscal que asciende a 7 años de privación de libertad, por los supuestos delitos de desacato y resistencia.

Tamayo Danger pudo conocer de la sanción solicitada, durante la visita que realizara a su hijo el 9 de febrero en la prisión de Taco Taco. Dijo que lo encontró muy desmejorado, delgado y ojeroso, luego de una huelga de hambre de 33 días que Zapata realizara en 2005.

La sanción solicitada en contra de Zapata se une a otra ya confirmada en un juicio celebrado el 11 de noviemre de 2005, ascendente a 15 años, también por los supuestos delitos de desacato, resistencia y desorden público en la mencionada cárcel de Taco Taco.

Reina Tamayo, quien se ha incorporado a las Damas de Blanco, explicó que la nueva sanción que piden las autoridades se debe a que su hijo, en el mencionado juicio, en lugar de su firma en la petición fiscal, cuatro veces escribió Viva Pedro Luis Boitel y ocho veces puso Abajo Fidel.

18 mayo 2006.- Desde la prisión de Taco Taco, en Pinar del Río, el prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo denunció los maltratos y torturas de las cuales ha sido víctima en los últimos días. Por orden del mayor José Ramón Sánchez Castillo, fue sacado de su celda para ser pelado y afeitado por la fuerza, propinándosele varios golpes por la cabeza y la boca. Después, fue esposado y llevado hacia una celda de castigo, donde permaneció más de 72 horas.

Al día siguiente, se presentaron allí el mayor Castillo y el capitán Walter, para retirarle la electricidad. Zapata advirtió que si le desconectaban la corriente, se declararía en huelga de hambre. Los oficiales le quitaron el servicio eléctrico y Zapata se declaró en huelga de hambre. A las 2 de la tarde, después de tirar los alimentos para el pasillo, Zapata fue esposado por las manos y los pies, lo desnudaron y le echaron encima dos cubos de agua fría.

Zapata comenzó a gritar consignas antigubernamentales en protesta por los maltratos y violaciones que se estaban cometiendo contra su persona. Después de tres días en esas condiciones, fue trasladado a su celda, desistiendo de la huelga de hambre que había protagonizado mientras duró su encierro, sin luz, en la celda de castigo.

Orlando Zapata Tamayo extingue una sanción de 25 años y 6 meses de privación, años que se han ido sumando a la inicial de 3 años, en mayo de 2004. Los juicios no han contado con garantías procesales y de la celebración de casi ninguno se ha enterado su familia.

23 agosto 2006.- El 19 de agosto, el prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo depuso la huelga de hambre que había protagonizado durante 15 días. Zapata se había declarado en huelga de hambre el 4 de agosto, en protesta por las violaciones que se estaban cometiendo contra su persona.

Reina Luisa Tamayo, dijo que el 19, durante la visita familiar, cuando ella vio en el estado de deterioro en el que se encontraba su hijo, le rogó que abandonara la huelga, que era necesario que viviera para que viera el cambio. Después de mucho ruego, accedió a suspender la huelga. Orlando Zapata Tamayo ha realizado 11 huelgas de hambre hasta la fecha, lo que suma un total de 115 días.

10 diciembre 2006.- Orlando Zapata Tamayo fue condenado a 15 años más de cárcel. Su mamá, Reina Tamayo, dijo que su hijo fue sometido a otro proceso judicial sumarísimo, llevado a cabo por oficiales de la Seguridad del estado en la unidad militar conocida por Chirigota, en la provincia de Pinar del Río.

Denunció que fue un juicio oral cerrado, sin la participación de sus familiares ni de público, con la presencia de 25 militares armados y un hombre con un arma de fuego a su espalda.

La señora Tamayo se pregunta, si su hijo nunca ha sido militar, “por qué es juzgado por militares?”. Concluyó diciendo que su hijo enfrenta ahora una condena de 42 años y 6 meses, lo cual es una tremenda injusticia, por el único delito de pensar libremente. A Zapata le han celebrado 5 juicios sumarísimos. (Continúa)

Fuentes: Cubanet y Payo Libre

Recopilación: Tania Quintero

Diseño gráfico: Carlos Moreira

REPARO TODO TIPO DE COMPUTADORAS A PRECIOS ECONOMICOS

Esto es una Promoción

REPARO TODO TIPO DE COMPUTADORAS A PRECIOS ECONOMICOS

  • REPARAMOS COMPUTADORAS
  • DIAGNOSTICAMOS Y
  • DAMOS INFORME TECNICO
  • SOBRE PROBLEMAS DE HARDWARE


Creamos el Blog para su negocio o personal

LE HACEMOS SU PRESUPUESTO Y REPARAMOS

INSTALAMOS WINDOWS XP, EN TRES CONFIGURACIOENES DIFERENTES

INSTALACION BASICA (WINxp, OFFICE Y AVAST) 100.00 BsF.

INSTALACION MEDIA (WINXP, NOD32, OFFICE, SOFTWARE DE MANTENIMIENTO) 150.00 BsF

INSTALACION PLUS (INCLUYE MEDIA CONGELAMIENTO PARTICION C, ANTIVIRUS PARA PENDRIVES, OTROS UTILITARIOS, OPTIMIZACION AL 200% DE SU CONEXION A INTERNET) 250.00 BsF

LOS PRECIOS PUEDEN VARIAR CON EL TIEMPO 9/02/2010

SERVICIO FOTOGRAFICO DIGITAL, CUBRIMOS SU EVENTO
EDICION DIGITAL DE FOTOS

Digitalizamos y transcribimos.

METODOLOGIA E INVESTIGACION, TRABAJOS DE TESIS Y DE DIPLOMAS
OTROS TRABAJOS ACADEMICOS E INVESTIGATIVOS

  • Hacemos búsquedas en Internet y se las Imprimimos a Color o en Negro
  • Montamos presentaciones en Power Point para Exposiciones y Defensas.
  • Hacemos lo que nos solicite el Cliente en materia Informática. Nosotros servimos, no competimos
  • Le hacemos una Postal y le escribimos un Poema de Amor, Necesita algo más?


NO DUDE EN LLAMAR O COMUNICARSE CON NOSOTROS

unisoft.ca@gmail.com

ESTAMOS EN LOS GRUPOS DE GOOGLE, CONSULTE NUESTRAS VENTAS ON-LINE

http://groups.google.com/group/ventas-unisoft


Jugoso Negocio con los Capitalistas. Puros Havanos

Subasta de Havanos deja 1,1 millones de dólares en Cuba
(Donde baila y come la clase pudiente cubana)


La subasta de seis lujosos humidores (recipientes de habanos) generó 1,1 millones de dólares, al concluir la madrugada de hoy el XII Festival Internacional del Habano en el Pabexpo ubicado a las afueras de la capital cubana.

Durante una semana el festival del habano reunió a casi 2.000 visitantes entre fumadores, productores, comerciantes y expertos procedentes de 70 países.

El remate de los humidores, que son cofres especiales donde los puros son conservados en condiciones ideales para no perder su sabor y textura, se realizó durante una cena de gala, a 550 dólares el cubierto.

La mayor venta corrió a cargo del Humidor Cohiba, que contenía 350 puros de la marca, entre ellos el "Cohiba Behike", lanzado durante el festival, y la línea más exclusiva en la centenaria historia del habano, adquirido por el español Javier Estadés en 544.720 dólares.

Con dos torres, este lujoso humidor, considerado como una pieza de colección, es obra del artesano cubano José Ernesto Aguilera.

Las otras cinco piezas fueron compradas por el chino Janis Wong, quien pagó 149.798 dólares por el humedero de Montecristo, y el guatemalteco Damián Martínez, quien desembolsó 102.135 díolares por el cofre y la cartera de Romeo y Julieta, la otra vitola protagonista del festival.

El distribuidor de la firma Pacific Cigar S.A. en Asia-Pacífico, Dag Helmboe, adquirió el humedero de H. Hupman por 74.899 dólares, mientras que Urs Portmann de Suiza y Marc Portmann de Liechtenstein adquirieron el de Hoyo de Monterrey por 136.180 dólares.

Por el cofre de Partagás se pagaron 88.517 dólares.

Como en otros años, la subasta fue dirigida por el británico Simon Chase y el monto recaudado se destinó al sistema de salud cubano, explicaron los organizadores.

Durante la velada también se entregaron los tradicionales premios Habano del Año, cuyas tres categorías recayeron en el cubano Raúl Valladares, en Producción, el suizo Urs-Peter Tanner, en Negocios, y el periodista español José Ribagorda, presentador de informativos del canal Telecinco, en Comunicación.

Estos galardones se otorgan a expertos con una larga trayectoria en la promoción del tabaco cubano en el mundo, o por logros destacados en este sector.

La cena fue organizada por Habanos, empresa mixta entre la corporación estatal cubana y la británica Imperial Tobacco, que espera aumentar este año su cuota de 80 por ciento del mercado mundial de puros, según su vicepresidente de Desarrollo, el español Javier Terrés.

Habanos está gestionada por Altadis, filial franco-española de la multinacional británica que vendió en 2009 puros cubanos por 360 millones de dólares, 8 por ciento menos que en 2008.

El festival estuvo dedicado este año a promover el consumo de habanos entre las mujeres y a la práctica de remojar el tabaco con la bebida mexicana tequila.

En la cena se presentaron nuevos productos, como los puros "Wide Churchill" y "Julieta", de la marca Romeo y Julieta, y el "Cohiba Behike", que la firma anunció como el más exclusivo de su historia, con un precio 40 por ciento más caro que el habano mejor cotizado.

El "Cohiba Behike" está hecho con hojas llamadas de "medio tiempo", que son las dos superiores y que no brotan en todas las plantas, debido a que se obtienen de los tres mejores vegueros de Cuba.

Estos puros están bajo la supervisión directa de la experimentada torcedora Norma Fernández, quien se encargaba de elaborar los habanos que fumaba el ex presidente cubano Fidel Castro.

También se presentó "Julieta", un delicado y aromático habano de color claro, fino y corto, diseñado para las mujeres y para ser disfrutado en tiempos cortos, según sus fabricantes.

"La campaña antifumadores es muy amplia y cada vez se reduce más el espacio para fumar. Los hombres se van ahora a fumar a casa. Y en la casa están las mujeres. Si logramos que las mujeres fumen también habanos, se sentirán más cómodos también los fumadores", explicó la directora de Mercadotecnia de Habanos, Ana López.

El "Wide Churchill", también presentado durante el Festival, es descrito por los expertos como de cepo grueso, o sea de hoja ancha, y rinde homenaje al ya fallecido primer ministro británico Winston Churchill, quien fuera un fanático del tabaco cubano.

Durante el festival os asistentes presenciaron sesiones de torcido de tabaco, asistieron a una feria comercial y visitaron fábricas y plantaciones en Vuelta Abajo, en el extremo oeste de la isla.

Cuba fabrica 27 marcas de Habanos, entre ellas Cohiba, Montecristo, Romeo y Julieta, Partagás, Hoyo de Monterrey, H. Upmann,Punch, San Cristóbal de la Habana, Trinidad y Bolívar. Fin

Buscar en este blog